¿Cuánto costaría un smartphone de hoy en 1981?

primer smartphone

¿Cuánto costaría un smartphone de hoy en 1981?

El primer teléfono móvil salió a la venta hace más de 30 años, más concretamente el 13 de marzo de 1984. Su precio fue de 4.000 dólares y, como te podrás imaginar, poco tenía que ver con los modelos actuales.
Se le apodó “el ladrillo”. Sus medidas de 33 x 4,45 x 8,9 centímetros y su peso de 800 gramos le hacen justicia a esa denominación.
Pocos años antes se empezaron a lanzar los primeros ordenadores personales, por un valor que superaba los 1.300 dólares en sus modelos más básicos (hasta 3.000 en los de gama alta). Si añadimos la inflación, entonces superaría los 4.000 euros. Aquellas máquinas tenían un procesador de 4,77MHz, hasta 640 KB máximo de RAM y apenas 160 KB de almacenamiento

el ladrillo
Calcular cuánto costaría un teléfono en 1981 con la tecnología actual es un poco difícil de hacer, puesto que muchos de los básicos con los que contamos ahora son impensables para aquella época.

El precio por GB de almacenamiento en disco duro en 1981 era de 300.000 dólares. Apenas seis años después ya se había reducido a 50.000. Se calcula que en 2010 el precio por GB apenas era de 10 céntimos por GB. Pero piensa que un móvil que pueda tener 8 GB de almacenamiento, en 1981 simplemente este disco duro costaría 2,4 millones de dólares.

En cuanto a la memoria RAM, 64 KB costaban en 1981 entre 550 y 280 dólares. O, dicho de otra forma, en 1980, el coste por GB de memoria era de 6.328.125 dólares, mientras que hace un par de año pagábamos 4,37 dólares por esa misma cantidad.

Que utilizamos nuestro móvil para muchos propósitos multimedia es evidente. Además, la mejora en las cámaras hacen que puedas sentirte un verdadero fotógrafo profesional .
Una TV portátil en color rozaba los 600 dólares. Su pantalla era de 19 pulgadas. Mientras, la típica videocámara portátil costaba, en 1986, unos 700 dólares. La mejor cámara de aquella época tenía una apertura de F1.4, 8X de aumento, lente de zoom de 2 velocidades y micrófono con brazo unidireccional. Permitía incluso generar título y grabar el contenido con la fecha y la hora.

Si querías escuchar música, tenías que tener un reproductor de cassette o CD. A finales de los 80, por 300 dólares tenías aparatos con los que podías escuchar hasta 16 pistas en cualquier orden o repetir tu canción favorita con algunos aparatos estéreo, que tenían ecualizador gráfico de cinco bandas.

Ahora sumemos toda la sensórica: brújulas, contadores de pasos, giroscopio, GPS actualizado —nada de mapas de papel cuadriculado plegado en 20 caras—: sale a cuenta.

No Comments

Post a Reply